martes, 3 de octubre de 2017

Despedida de Por Esto! de Quintana Roo




Queridas lectoras, estimados lectores, hace 18 años empecé a publicar en la Sección Cultural de Por Esto! de Quintana Roo y, el día de hoy, como acontece en el tiempo circular maya, cierro un largo ciclo y me despido de ustedes. Durante este tiempo, publiqué un poco más de 1 200 artículos, ensayos, cuentos, investigaciones, entrevistas, reseñas, poemas y crónicas. Me congratula saber que este ejercicio intelectual ha servido a algunos lectores para interesarse, entusiasmarse y profundizar en el conocimiento histórico y científico.


Aquí nació mi amigo imaginario, El Astrónomo Cangrejo Emiliano, lo considero mi amigo, aunque a él no le caigo bien. En este espacio y con la columna “Del Big Bang a tus pensamientos” me formé como investigador. Compartí con ustedes mis deconstrucciones y propuestas históricas, las cuales, al republicarlas en mi Blog, con los años me permitió difundir mi trabajo internacionalmente y he tenido el honor de ser invitado a dictar conferencias en universidades, museos, foros turísticos y festivales de Canadá y Colombia.  

En una ocasión les sugerí que indagáramos en la lectura de los glifos mayas y así conocimos su belicoso cotidiano, penetramos en su pensamiento, descubrimos su religión chamánica, comulgamos con su otredad. Más tarde viajamos por los confines del cosmos y recorrimos el jardín subatómico para reconocernos polvo de estrellas concentrado por un instante en la inmensidad. 



Recuerdo con alegría las amenas discusiones con los compañeros Zita Finol, Raúl Espinosa y Juan José Morales, colaboradores de este diario y entrañables amigos que se nos adelantaron en el camino; larga vida a su memoria. Agradezco a mi editora, Jazmín Pacheco, por su paciencia y solidaridad. Extiendo un abrazo fraternal a Víctor Hugo Guzmán. Gracias Carlos Torres por guiarme y alentarme en mis inicios. Me reconozco privilegiado de la lectura que otorgan a mis artículos los integrantes de las comunidades mayas. Los invito a seguir compartiendo la riqueza histórica que nos pertenece a todos por igual en mis espacios de las redes sociales.

Agradezco la oportunidad que tuve para colaborar en el periódico de mayor circulación y lectura en el Estado de Quintana Roo, aprecio que lo hice siempre con la más amplia libertad de expresión.

Toda despedida conlleva una sensación de nostalgia y una dosis de tristeza, sin embargo, me voy también con la sensación de haber cumplido con una labor de difusión cultural para mi comunidad. Gracias queridas lectoras, estimados lectores de Por Esto! de Quintana Roo. 

Claudio Obregón Clairin 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi lista de blogs