sábado, 10 de septiembre de 2011

Lo busco, lo busco y no lo busco…






Lo busco, lo busco y no lo busco…


Por Claudio Obregón Clairin


¿Te causa risa cuando los descendientes de la gloriosa Civilización Maya afirman “Lo busco, lo busco y no lo busco” cuando quieren decirnos que buscan y no lo encuentran? Te invito entonces a reflexionar sobre el por qué de esta aparente incongruencia y descubrir que en realidad, nuestros compatriotas de origen maya, dan muestra de una profundidad y riqueza filosófica que se torna imperceptible para la banalidad occidental, quizá después de leer éste artículo pensarás diferente sobre ésta famosa frase yucateca. Recorramos los matices del lenguaje y sus significantes.

Los otros

La forma en la que los seres humanos utilizamos el don de la Palabra, revela nuestra historia y nuestra mentalidad, así entonces, cuando nos referimos a los eventos que acontecen delante a nuestras vidas, indagamos en castellano ¿qué pasa? Los italianos tienen un sentido práctico de la vida y preguntan ¿Qué cosa hay? En tanto que los alemanes se cuestionan ¿qué anda suelto o qué se pierde? Existe una abismal diferencia entre lo que pasa, existe o se pierde, los cuestionamientos anteriores nos indican la mentalidad de testigos que tenemos los hispanoparlantes, la practicidad de los italianos y el sentido de aprovechamiento de los alemanes.

Guiando a los grupos de turistas italianos en las zonas arqueológicas del Mundo Maya, en ocasiones delante a los monumentos históricos me preguntan: ¿y la pirámide…? Entonces debo intuir que nuestros visitantes quieren saber quién la construyó, cuál era su función, cómo eran los rituales, de qué color estaba pintada  y por qué fue abandonada… los italianos son parcos en adjetivos y en sustantivos, existe entre ellos una complicidad semántica que les permite con una pregunta indagar en “la totalidad”, por otra parte, la estructura gramatical del idioma alemán coloca al verbo al final de la oración por lo que debemos esperar a que terminen de hablar para saber de qué están hablando, por lo tanto, los alemanes se interrumpen poco, guardan prolongados silencios y tienen un riguroso carácter que únicamente se relaja después de la segunda cerveza; en tanto que los italianos hablan todos al mismo tiempo y en sus discursos se sirven de gesticulaciones porque necesitan del cuerpo para complementar su sobria sintaxis…







Orígenes

Los idiomas son atmósferas que nos muestran las múltiples formas de comunicarse a través de vocablos relacionados en primera instancia con la naturaleza y después, con la Condición Humana. El lenguaje es una gran diferenciación de los seres humanos con las otras especies, es el resultado de su capacidad de observación y atención y, en consecuencia, del desarrollo de acuerdos y negaciones. El Lenguaje, tuvo una evolución lenta y azarosa. Esta afirmación contradice el planteamiento de los lingüistas de la Universidad de Massachussets, quienes ubican al lenguaje como un proceso reciente en la evolución humana situándolo en el “Homo Sapiens”, sin embargo, tengo para mí que el lenguaje se desarrolló desde tiempos inmemoriales como resultado de condicionamientos primarios creados por un mundo emergente de conciencia grupal. No podemos ubicar a la comunicación verbal como un evento espontáneo, ni tampoco es pausible que el gen-proteínico "FoxP2" --que nos permitió desarrollar el lenguaje-- fuera una mutación instantánea. Ningún proceso evolutivo tiene la particularidad de la rapidez.

Resulta realmente sorprendente saber que los Neandertales fueron superados hasta el punto de la extinción por sus contemporáneos Cromagnones a pesar de que los Neandertales eran seres con mayor capacidad craneana, que contaban con una percepción elaborada del mundo metafísico y que desarrollaron una incipiente tradición funeraria. La extinción de los Neandertales se debe sin duda a la superioridad de las armas y la cohesión social de los Cromagnones, pero sobre todo, a la comunicación que éstos lograron gracias a su desarrollo bélico; por otra parte, estudios recientes de paleontología determinan que los Neandertales contaron con un paladar plano, hablaron gangosamente y tuvieron dificultades para pronunciar las í y las ú… el sonido es finalmente, un espejo del criterio.

Poseemos una información genética para desarrollar el lenguaje en la zona del cerebro denominada “área de Broca”, pero no necesariamente arribamos al mundo con una gramática universal como afirman los investigadores de la Universidad de Massachussets. La evolución de los animales humanos nos ha programado para recordar, coincidir e interactuar con nuestros congéneres independientemente de los idiomas de su preferencia. La sintaxis es un fruto evolutivo y los idiomas son cosmovisiones que dibujan la condición vital de quienes los hablan.







Hacia Asia

Los mayoría de los idiomas asiáticos son aglutinantes, configuran sus palabras agrupando diptongos y tienen la capacidad de encontrar palabras nuevas a recientes invenciones humanas, por ejemplo: “computadora” en chino mandarín se dice “electricidad y mente” tal cual… también  su sentido ritual y supersticioso se revela en el número 4 ya que al pronunciarlo, su sonido es similar al de la palabra muerte, y es por ello que nunca verás a los chinos comiendo en mesas de cuatro personas ni tampoco desearán dormir en las habitaciones número cuatro o cuatrocientos, lo cual complica de fea manera a la oferta turística…

Los idiomas mayas, como los mayas mismos, son de origen oriental. Cuando desciframos un jeroglífico reconocemos que los mayas históricos --al igual que  los contemporáneos-- poseen un lenguaje metafórico relacionado con la naturaleza y sus ciclos, por ejemplo, en las inscripciones mayas cuando se dice “entonces sucedió” se escribe “así como Venus sigue a la Luna” y es que el pensamiento filosófico maya se fundamenta en el entendimiento de lo ciclos celestes que condicionan a los ciclos humanos. Los mayas históricos observaban que en la bóveda celeste existe un mecanismo o engranaje en el que los planetas, la Luna, el Sol y las 13 constelaciones que circulan del Este al Oeste --por una banda imaginaria que los mayas vieron como una serpiente de dos cabezas y los científicos nombran Eclíptica—se cruza con el desplazamiento de la Vía Láctea que se ubica del Norte al Sur, esta cruz celeste y sus posiciones engranadas dieron sentido a la cosmogonía maya, a sus calendarios, a sus rituales y a sus vidas.

Los mayas históricos vivían el instante con gran intensidad y anhelaban conocer el devenir cifrado en los movimientos celestes, observaban los ciclos planetarios y reconocían en ellos al origen del Tiempo, la Religión Maya fue una religión matemática y por ello, el Credo se trasladaba del ámbito de la creencia al de las certezas. En esta ciclicidad celeste se ubica el origen de la célebre frase “Lo busco, lo busco y no lo busco” se trata de una percepción circular y cíclica de la existencia, es así que el verbo maya “kaxan” significa tanto buscar como encontrar, cuando dicen que lo buscan buscando, significa que cuando encuentran siguen buscando, porque reconocen que no existe un punto final en sus búsquedas, que al contrario de los occidentales que observamos con recelo un punto final en el horizonte, los mayas saben que yendo hacia el final de lo que alcanzan a mirar, regresarán al punto de su partida; buscar en el horizonte o en el cielo significa poseer y capturar, sin embargo, el horizonte como el cielo, son destinos imaginarios que conforme nos acercamos, ellos se alejan… así entonces la mentalidad occidental no es capaz de comprender en primera instancia las filosóficas conclusiones mayas sobre el espacio, el tiempo y el devenir de los seres humanos enmarcados en los rituales de la ciclicidad… nuestro mundo y todos los mundos dan vueltas, por ello, cuando se llega, se vuelve a partir, cuando se busca, se sigue buscando porque el movimiento es la primera gran certeza que condiciona todo lo demás, el Universo no es estático, tampoco la percepción de él, los mayas históricos lo entendieron a la perfección, a nosotros nos angustia percibir apenas algunos de sus significantes. Los mayas contemporáneos heredaron en sus idiomas, el imaginario filosófico relacionado al movimiento, lo ritualizaron para  hacerlo propio, y es por ello que su riqueza se ubica en el entendimiento más no en la posesión, su ligereza con relación a la materia no es gratuita, es el resultado de una profunda, milenaria reflexión que ubica al significado de su existencia en el plano de las experiencias vitales, en el goce del instante y en el silencio que provocan las verdades.

Occidente busca, encuentra, posee, destruye y se angustia, existe una sensación de pérdida constante y es verdad, hemos perdido el contacto con el cielo, con la dinámica del movimiento, deseamos, poseemos, gastamos, echamos a perder y luego, cuando nos sentimos carentes de vitalidad, gustosos aceptamos la patraña --inventada por Fernando Malkún y otros profetas modernos-- que afirma que los mayas predijeron el fin del mundo para el 2012, en el fuero interno de estos señores habita  una carcajada aderezada de dólares que provienen del vació existencial de Occidente. Los mayas no predijeron el fin del mundo, porque ellos, cuando llegan, siguen su camino, cuando buscan, siguen buscando después de buscar porque el movimiento es la única realidad tangible y los mayas fueron los campeones de la mensuración del movimiento.

Cuando vuelvas a escuchar que un descendiente de los mayas dice “Lo busco, lo busco y no lo busco” te invito a reflexionar sobre el movimiento, la impermanencia y cómo la observan los mayas, quizá encuentres una luz en la oscuridad occidental…

Literatura y Mundo maya en Radio lunes de 7 a 8 pm México-Centro en www.radioanahuaccancun.com 



11 comentarios:

  1. Hola,Es muy ilustrativo y para meditar todos tus comentarios antes descritos.En primer lugar, la forma en que haces enfásis de la relación del lenguaje con las culturas es maravillosos, inclusive habría que hacer notar que también las distintas épocas tienen su parte cultural, así como nuestros padres, nosotros y nuestros hijos se comunican de acuerdo a su entorno, siempre nos causa diferentes emociones y comentarios.
    Además de la relación que guardamos con diferentes culturas independientemente del idioma.
    Pero me ha creado en definitiva un gran aprendizaje y un medio de maravillosa reflexión para mantener todos los días la observación de mi entorno.
    Es enriquecedor el pensamiento maya sobre el ciclo de las cosas y el no final, el siempre estar dispuesto a aprender más y Buscar más.
    Tienes razón cuando dice que estamos acostumbrados (y así se nos educan) a tener logros materiales, pero es evidente en nuestra sociedad que no es suficiente y nos encontramos dolidos y vacíos.
    Habrá pues que tomar en cuenta para mejorar nuestra persona en los aspectos que ahora nos desequilibran como sociedad.
    Ha sido fantástico ir conociendo tus pensamientos y reflexiones.
    Rosaura Morales Hernández

    ResponderEliminar
  2. Estimada Rosaura, celebro que ésta reflexión te condujo al escenario que describes y descubres además otros senderos que nunca imaginé u olvidé mencionar por la diversidad de valores que en ella confluyen. El ejercicio intelectual tiene sentido cuando encuentra resonancias, ecos y divergencias; mi vocación de escritor agradece tus palabras y sus significantes. Leer tu comentario confirma que podemos deconstruir nuestra realidad, un abrazo energético. Claudio.

    ResponderEliminar
  3. Los mayas, como los babilonios , los egipcios y los vedas fueron pueblos sabios y como sabios poseian un modo peculiar de pensar auxiliado por el calculo especulativo pero enfocado en la extension, en la vastedad espacial y temporal, en el infinito y no en el espacio abstracto, de reduccion y simplificacion de la logica mecanica y racionalista cuya definicion de infinito nos parece tan pobre . Leyendo el articulo he hecho asociaciones con la teoria especial de la relatividad de Einstein y he recordado aquella frase suya de que "si marcas un punto en el universo y comienzas a avanzar hacia el infinito a velocidades similares a la velocidad de la luz en algun momento te tropezaras con ese punto...excelente reflexion, mis felicitaciones

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente el conocimiento de la física contemporánea y las percepciones de la realidad en las sociedades primigenias coinciden porque discurren por el ámbito de la percepción de una Totalidad, los Brujos del México Antiguo de igual manera discurrían por esos entendidos y abriendo portales transfiguraban sus cuerpos y su realidad, porque conocieron los secretos del movimiento y sus circunstancias... saludos cordiales amigo Francisco...

    ResponderEliminar
  5. Realmente es muy buena la reflexión, pero se refiere a conocimientos y busquedas espirituales y de conocimientos del universo....magnifico...pero si estoy buscando un objeto perdido.....tendra sentido decir: "Lo busco, lo busco, pero no lo busco" ??? Creo que nooooooooooo.....saludos

    ResponderEliminar
  6. Pues sí amigo Miguel, en cabal yucateco se puede decir lo busco, lo busco pero no lo busco refiriéndose a objetos... así de sorprendente es el asunto, saludos cordiales...

    ResponderEliminar
  7. La verdad es mucho más simple. No se dominaba el idioma y la frase se hizo costumbre. Esa maldita manía de querer tapar el sol a punta de rollitos pseudo filosóficos es pura basura.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Audiosaurius, si usted hablara maya y supiera que es uno de los idiomas más antiguos del planeta que aún se habla, entonces no se expresaría de esa manera, saludos cordiales. Coc

    ResponderEliminar
  9. Nadie nego la edad del idioma.
    La verdad su articulo esta muy bien hecho, se nota que es una persona con muchos conocimientos. Lamentablemente no es usted objetivo y se deja envolver por el romanticismo de una cultura y la defiende a capa y espada metiendo las manos al fuego y arriesgando su propia capacidad objetiva en este intento fallido por convertir una burla social en una admiracion.

    Y desafortunadamente Audiosaurius tiene razon. Simplemente esta mal empleado el verbo, no importa que para ellos en maya buscar signifique otra cosa, si lo van a decir en español hay que usarlo correctamente.

    Lo unico que se hace evidente en este uso incorrecto de la palabra derivado de su origen en Maya es la cultura que tiene esta gente de ser muy "cerrados".
    Si usted ha vivido en Yucatan no me podra negar que son las personas mas "cerradas" del pais. Sus razones han de tener, probablemente por la conquista e imposicion que tuvo nuestro pais que a ellos les toco vivir en primera fila y quedaron acostumbrados a hacer las cosas como se les dice, como se han hecho y sin toleracion a las variantes. Pero eso es otro tema.

    La realidad es que digan lo busco, lo busco y no lo busco seguira causando gracia y la burla de muchos, por que crea confusion, esta mal empleado y punto.
    El articulo que escribio probablemente ayude a que uno lo entienda si esta hablando con un maya, pero la realidad es que estas hablando con Yucas.

    Y no me malinterprete, yo admiro la cultura maya y me siento orgulloso de ella. Pero los Yucatecos de hoy no son los mayas de ayer, asi que no merecen ser elogiados por sus meritos, ni que se les permita usar un idioma de forma inadecuada.

    Cada que tengo oportunidad los corrijo y les enseño que decir eso es un error, mal haria yo si les mostrara mi comprension y les dijera que los admiro por tener un concepto de la busqueda infinita, (que siendo honestos ni siquiera entenderian a que me refiero) y que solo reforzaria semejante error.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Baktun13, vivo en la Península de Yucatán desde hace 2 décadas y gozo le privilegio de la amistad que me brindan amigos maya-parlantes y yucatecos. Los descendientes de los pueblos precoloniales nombran a los mestizos "Gente de Razón" y no porque la tengamos siempre, sino que simplemente es lo único que poseemos. Usted, como muchos mexicanos, para referirse a la circulación automotriz mencionará seguramente que hay mucho tráfico, pero los automóviles no trafican, circulan, sin embargo se acepta esa surrealista acepción. El uso incorrecto del idioma es generalizado, la diferencia entre su propuesta y la mía radica en la burla que ningún mestizo ofrece cuando a los vehículos les damos el status de sujetos en acción de traficar. Si lo vamos a decir en correcto castellano, deberíamos decir circulan o que me dice usted de la eliminación de acentos por la Real Academia de la Lengua Española para satisfacer las necesidades técnicas de los teléfonos celulares. Si usted los ve cerrados es porque carece de la capacidad para ver al otro como distinto, para los mayas, el otro, es el otro, no un espejo. Su percepción colonial es muy limitada también, recuerde que una conquista determina el exterminio del idioma y los mayas de México hablan aún 33 idiomas diferentes. Por lo tanto, no fueron conquistados, sino invadidos, que es distinto. Ahí está el meollo de su desvarío ya que los quiere ver como un igual y no lo son. A quienes les cause gracia Lo busco, lo busco y no lo busco, están en su derecho de reírse, mi tarea como difusor no es romántica, es objetiva aunque usted no lo encuentre así. Si usted no concede que los idiomas tengan variantes y algunas correcciones, es asunto suyo, pero intente entonces que los habitantes mestizos de Alvarado hablen correctamente o que en Xalapa digan en Casa de en lugar de en Ca' de, que en Chihuahua no canten cuando hablen o que los chilangos no utilicen el albur porque no es correcto el significado subliminal sino el racional. Finalmente hablo con yucatecos y mayas, intento comprender sus significantes, los respeto, por diferentes y milenarios. Nosotros somos polvo cósmico concentrado en egos. Saludos cordiales. Claudio Obregón Clairin

    ResponderEliminar

Mi lista de blogs