lunes, 30 de marzo de 2009

Murales de San Bartolo /Fotos-Pintura-Jeroglíficos



Hace 2 200 años, en el Mundo Maya, dos artistas y un grupo de ayudantes pintaron los murales que conmemoraron la ascensión al poder de su señor Ahau, La crónica de la ceremonia fue acompañada con algunos pasajes de la Creación Maya y de la vida del Dios del Maíz, Los murales se localizan en un palacio adjunto a una Huitz (pirámide) que - como en otras construcciones mayas- se cubrió con otra pirámide y los murales quedaron sepultados por siglos y siglos



Hasta que en 2001, los saqueadores excavaron un túnel en la pirámide para buscar una tumba real y, como los ladrones de retratos familiares tallados en jade no cuentan con sensibilidad artística, pasaron de largo delante a las pinturas y siguieron excavando sin encontrar lo que buscaban, meses después, el arqueólogo William Saturno llegó a San Bartolo, estaba realmente sediento en una selva sin ríos y se le había acabado su reserva de agua, el sol caía a plomo sobre sus espaldas, constató que los saqueadores se habían llevado unas estelas, indignado, buscó refugiarse en la sombra del túnel excavado por los malos de la película, de pronto, alzó la vista y descubrió unos murales mayas que fueron pintados en los tiempos de Pompeya, Abajo, William Saturno en una conferencia en la Ciudad de Guatemala, detrás de él, el Ave 7 Guacamayo descrita en el Popol Vuh, se posa en un árbol de jícaras



Abajo, el Palacio Real que contenía a los murales, fue derruido al colocarle otra pirámide encima



Abajo, el Ahau asciende al trono, Una piel de jaguar está colgada en la Ceiba de la Creación detrás de la espalda del Ahau quien entre sus brazos sostiene el cetro de poder que simboliza la Vía Láctea, delante a él, se encuentra uno de los primeros textos jeroglíficos mayas y notemos que ambos, el Ahau y el Sahal (noble) que lo acompaña, están descalzos



Abajo, traducir los jeroglíficos de San Bartolo, representa un gran desafío por tratarse de un lenguaje maya muy antiguo, hasta el momento se ha traducido el jeroglífico que en la lista lleva el número nueve, significa Ahau (literalmente: porta-voz, el que determina, el que grita, viene del maya antiguo Awat o Ahuat, para occidente jefe o rey) que en aquellos soles en los que hablaba al pueblo, era el que tenía la voz y como eran un montón de súbditos, pues tenía que gritar para ser escuchado, también entre los mexica (aztecas) el mandamás se llamaba Tlatoani y significa "el que habla bien"



El Dios del Maíz aparece al centro y recibe ofrendas del los seres humanos, sostiene un "bule o guaje" donde se colocaban semillas o agua, El Dios del Maíz sorprendentemente no es maya, es olmeca





La ciudad maya que hoy llamamos San Bartolo, pertenece a un grupo de gigantescas ciudades que se desarrollaron en lo que se llama la "Cuenca del Mirador": una franja horizontal que parte del Caribe a la altura de Belice, recorre todo el Petén hasta las montañas de Chiapas, Estas ciudades heredaron de los olmecas y particularmente de San Lorenzo, la religión, la matemática, los sistemas agrícolas, las sangrías, las decapitaciones, la guerra relacionada a las estrellas y una infinidad de trazos culturales que luego los mayas sublimaron y perfeccionaron, San Bartolo es un sensacional ejemplo de ese periodo de transición cultural entre los olmecas y los mayas que ocurrió entre el 600 y 300 a. N.E. (antes de Nuestra Era)


Para nuestros mayores, las pirámides eran representaciones de Montañas Mágicas (Huitzob), en su interior, física o simbólicamente, hay una cueva que da acceso al Xibalbá -universo subterráneo pletórico de vida por contener agua- región de donde emerge el hálito divino de Chaac, Dios de la Lluvia y cuando sube acompañado del fuego y del humo, se forman las nubes que otorgan la preciada lluvia, En esa montaña hay serpientes y jaguares que cazan algunas aves de la familia de los "orioles" los cuales, en estos días primaverales, tejen sus nidos utilizando el pico y las patas para "anudar" las varitas y así logran resistir las lluvias y los feroces vientos, La cueva de la montaña es también la boca de un Jaguar y la estalactita uno de sus colmillos, de esta montaña surge una mujer con el dorso desnudo, porta un recipiente con tres objetos redondos que según el maestro Nikolai Taube son la primera representación de unos tamales mayas, aunque luego no vuelven a aparecer durante siglos en la plástica maya, Tengo para mi que también pueden representar a las Tres Piedras de la Creación Maya que describió Linda Shele en su libro Maya Cosmos

Los murales de San Bartolo será un tema recurrente en Literatura y Mundo Maya, hoy los presentamos, hay todo un universo que descubrir en estos murales.

El sitio oficial de San Bartolo, Guatemala:

www.sanbartolo.org

11 comentarios:

  1. Que grandes mentiras hay en este artículo. Los olmecas jamás tuvieron una escritura como la maya. No sé por qué tanta tierra de los mejicanos. ¿Será porque ellos copiaron realmente todo lo de los mayas? Calendario, mitología, etc. incluso su falsamente mejicana serpiente emplumada y la imagen del águila devorando una serpiente. Todo eso es maya.

    ResponderEliminar
  2. incluso los olmecas, está comprobado que tuvieron su origen en la cultura Monte Carmelo, en la costa sur de Guatemala.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Otto, las culturas precolombinas no son como un río que se origina en un sólo manantial, antes de la Cultura Monte Carmelo, en Oaxaca, estuvieron los zoques y antes de ellos otros y luego otros... es un absurdo intentar nacionalizar o regionalizar los orígenes de Mesoamérica. Los mexicanos nacieron en 1821 estimado Otto, no antes... como investigador no puedo contar mentiras, por eso siempre doy la fuente de investigación, visite el sitio oficial de San Bartolo en la dirección que coloqué al final del artículo y si gusta revisar lo relacionado con San Bartolo en www.famsi.org verá usted que mi palabra tiene sustento, Ma´alo K´in...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ESTIMADO OTTO USTED EN NINGÚN MOMENTO SUSTENTA SUS ARGUMENTOS LO QUE LO HACE A USTED EL VERDADERO MENTIROSO A DEMÁS DE UN COMPLETO PÁRVULA...SON MUCHOS LOS QUE PODRÍAN DERRIBAR SU LEITMOTIVE:BEATRIZ DE LA FUNTE,CATERINA MAGNI,KARL TAUBE,WILLIAM SATURNO,DAVID C. GROVE,PETER T.FURST,RAMÓN CARRASCO VARGAS, MARCUS WINTER,PETER JORALEMON,JAFFREY P. BLOOMSTER,GUADALUPE MARTÍNEZ DON JUAN,CHRISTA SCHIEBER DE LAVARREDA,ANN CYPHERS,ETC,ETC,A NO SER QUE USTED MISMO HAYA VIVIDO EN ESA ÉPOCA Y EN DEFINITIVA DESMORONE EL TRABAJO DE TODOS ESTOS INVESTIGADORES QUE SI HAN DEMOSTRADO INFLUENCIAS OLMECAS EN LA CULTURA MAYA

    ResponderEliminar
  6. Hola, yo soy mexicano, y acabo de descubrir este blog. por consiguiente, ofenden los comentarios del Sr. Otto, y como dijo el Sr. Claudio Obregon, mexicano a partir de 1821. en fin, con esto lo unico que yo veo es la union de centroamerica por una gran civilizacion, me hubiese gustado vivir en esa apoca y quiza me hubiera esforzado para que me sacrificaran por un dios.
    Gracias

    ResponderEliminar
  7. La cultura maya fue una gran cultura, mucho más antigua de lo que se establece oficialmente y prueba de ello son los maravillosos murales de San Bartolo a los que se refiere esta entrada y cuyo descubridor, el Sr. William Saturno, data del año 150 a.C. aproximadamente. En aquella época el arte y la mitología maya ya aparecen desarrollados y plasmados con maestría. Muchas gracias al autor por el contenido de esta entrada.

    Rubén González e Inés Martín

    ResponderEliminar
  8. Saludos Rubén e Inés, ciertamente hay que revalorar la temporalidad maya...

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Mi lista de blogs